martes, 3 de abril de 2018

Bombones de calabaza y coco



Esta receta, está un poco modificada respecto a la que hicimos el año pasado de Coquitos de zanahoria y coco, en los talleres del proyecto "Conciencia alimentaria" para los niños de cuarto de primaria del CEIP Luis Vives. En vez de zanahoria, esta vez, usamos calabaza, ya que nos aportará más dulzor a la masa, con lo que conseguimos no añadir ningún tipo de endulzante. También conseguimos una masa más manejable para los niños. Tenemos también la opción de  partir la masa en dos partes iguales,con lo que podemos tener la versión chocolateada de las bolitas, como os cuento más abajo.
Se pueden usar para picar en fiestas de cumpleaños de adultos o niños, para decorar tartas, como snack a media tarde, o capricho de la noche jeje. Nos aportará un dulce relajante que proviene de la calabaza, aunque yo las preparo a veces con zanahoria, a veces con calabaza y boniato...echale imaginación, y añade o modifica los ingredientes según lo que tengas en tu despensa.


INGREDIENTES: (25-30 bombones aprox.)
300g. de calabaza al vapor, al horno, o hervida
150g. de coco deshidratado o rallado
40-50g. de coco para rebozar
50g. de almendra molida
Ralladura de una naranja (la parte más superficial para que no amargue)
Opcional: Moldes  pequeños  de papel (como los de magdalenas)
Opcional: si las queremos más dulces, sólo añadir un par de cucharadas de miel de abejas o sirope de ágave crudo.
Versión con chocolate: Partir la masa en dos partes iguales, y añadir a una parte: 2cucharadas de cacao puro en polvo y 1 cucharada sopera de miel de abejas o sirope de ágave crudo. Mezclar bien.
Obtenemos bombones de dos colores, y sabores diferentes.
PREPARACIÓN:
Ponemos a cocer la calabaza con un dedo de agua, pelada y cortada a trocitos, con una pizca de sal y tapada (unos 20-30min.).
Cuando esté blandita, la escurrimos en un colador.
IMPORTANTE escurrir bien el agua que pueda quedar en la cazuela.
Colocamos  la calabaza escurrida en un bol y la picamos con la ayuda de un tenedor o trituramos con un pasapurés. Vamos añadiendo el coco, la ralladura de naranja, y la almendra, y seguimos mezclando bien con el tenedor. Dejamos enfriar un poco. Si vemos que la masa aún no es muy manejable, la dejamos reposar un ratito en la nevera.
Vamos formando unas bolitas con las manos, ni muy pequeñas ni muy grandes.
Las rebozamos en el coco rallado y lo vamos colocando en los moldes pequeños, o directamente en un plato.
Lo metemos en el frigorífico. El día siguiente están quizás, hasta más buenos. Puede durar varios días en la nevera, sin problemas.

Acordaros que según la temporada de verduras, podemos elegir para prepararlas: zanahoria, calabaza o  calabaza y boniato. Aunque para mí, es preferible usar verduras de fuera de temporada si así obtenemos una receta más sana, con mucho menos endulzante o nada. Así que, con la calabaza, por ejemplo, yo la suelo usar siempre que esté disponible.👌

No hay comentarios:

Publicar un comentario