martes, 13 de marzo de 2018

Nocilla casera ligera con dátiles

Foto del Blog Celiveggie
Tenia muchas ganas de publicar esta receta del blog @CeliVeggie, desde que me la envió mi amiga Carmen. Así que le doy las gracias a ella, y también al resto de mis amigos, porque siempre que ven recetas interesantes, charlas nutricionales a la vista, o cosas relevantes en este campo, me lo reenvían, porque la verdad que el día a día no da para todo. La hice casi de inmediato, y la verdad es que todo un triunfo en casa, ya que yo suelo hacer una versión más energética de nocilla casera, pero la versión ligera, al llevar calabaza, con su dulzor natural, necesita menos endulzante de dátiles, y lleva también menos avellanas. Con lo que también, al alternarlas, ahorramos un poco, jeje, aunque según el consumo que se haga de ella, claro.
Las dos versiones de cremas de chocolate, fueron algunas de las recetas que  vimos en el TALLER DE COMIDA RÁPIDA Y SALUDABLE, que hicimos hace unos meses.
Os dejo el enlace directo a la receta original pinchando aquí, y más abajo las pequeñas variaciones que hago yo.
Me ha costado tiempo publicarla, pero al final lo he conseguido💪. Gracias a @CeliVeggie por compartir la receta, y muchas otras, super interesantes, en su blog!!!!

INGREDIENTES:
250gr de calabaza cocida/horneada/al vapor
30gr de almendra o avellana en polvo
20gr de cacao puro en polvo
30-40gr de dátiles,de miel de abejas sin refinar, ágave crudo, azúcar de coco...
2CS de aceite de coco virgen extra líquido, o aceite de sésamo
Pizca de sal
Pizca de canela, vainilla…o incluso añadir 1 cucharada de harina de algarroba para darle un toque distinto.


PROCEDIMIENTO:
Pelar la calabaza y cortarla en trocitos para facilitar la cocción. 
Hornear/Hacer al vapor/Cocer la calabaza. Escurrir muy bien y dejar enfriar un poquito. En el vaso de la batidora, poner la calabaza y añadir la crema de almendra o las avellanas, el cacao, una pizca muy pequeñita de sal y el endulzante. Yo suelo usar dátil, que es el que más me gusta utilizar si la receta lo permite. Si se desea, se puede añadir algún aroma como canela o vainilla. 
Batir todo hasta conseguir una textura lisa y homogénea. No deben quedar grumos.
Si quieres, adaptarla a tu gusto : añadir más cacao, más endulzante, más avellana, vainilla... O dejarla tal y como está. Deliciosa

@CeliVeggie recomienda guardarla en un bote de vidrio estéril, porque nos va a durar más en el frigorífico. Esto lo conseguiremos simplemente hirviendo unos minutos el envase donde vayamos a guardar.
Y si queréis una receta más energética de nocilla casera, aquí os la dejo.
¡¡¡A los niños no sabría deciros cual les gusta más!!!!

lunes, 12 de marzo de 2018

Salsa de yogur y menta

          Esta salsa puede acompañar todos los platos que nos apetezcan, ya que está riquísima, y nos aguanta perfectamente varios días en un bote de vidrio en la nevera. La usamos para acompañar estas tortitas de verduras y harina de garbanzos ( receta de @venusanzchef ), aunque yo las suelo hacer al horno y salen muy ricas, o nos acompaña muy bien  con nuestra receta de cuscús de coliflor especiada con crujiente de tempeh. Úsala en ensaladas, para acompañar el tofu a la plancha, o en lo que más te apetezca. 
Ahora verás que sencillo es tener a mano una salsa de yogur super rica. Pocos ingredientes, batir y listo.  Lo que os recomiendo es que si podéis la preparéis unas horas antes de servirla, o incluso mejor de un día para otro porque entonces se integran mejor los ingredientes y se nota la diferencia. Si no se puede preparar con antelación, cosa que me suele pasar, se tritura y a la mesa. Aún nadie se me ha quejado por esa falta de reposo jeje.😀

Os dejo la recetita:

INGREDIENTES:
1  yogur de soja o de vaca natural
Unas cuantas hojas de menta o hierbabuena
1/4 de diente de ajo
Un buen chorro de zumo de limón
2 cucharadas de aceite de oliva
Sal y pimienta
*Se puede añadir 1CS de ágave para quitarle acidez
PREPARACIÓN:
Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la batidora o picadora y batimos bien todos los ingredientes. Con una espátula recogemos los laterales para devolverlos al medio, y volvemos a batir hasta que veamos que se ha triturado todo bien. Probamos, rectificamos según nuestro gusto. Lo interesante es que se marque bien el toque del ácido del limón, la menta y el ajo, pero la intensidad ya la marca cada uno.


domingo, 11 de marzo de 2018

Nocilla casera con dátiles




          Una receta que sólo requiere mezclar todos los ingredientes y batirlos bien. 
Nada que ver con las clásicas cremas industriales como NOCILLA o NUTELLA o cualquier otra de las que venden en los supermercados. 

Aquí utilizaremos dátil (con su fibra y minerales), en vez de azúcar blanco (con 0 nutrientes y por eso se dice que nos aporta calorias vacías). Además, en vez de usar el aceite de palma, usaremos un aceite de nuestra elección, o podríamos omitirlo, ya que las avellanas ya nos aportan unas grasas de muy buena calidad. Yo añado un poco de aceite de coco que le da un sabor que nos encanta en casa.

Estos son mis cálculos (en plan casero jeje) para hacer una comparativa de precios, y para que veais que los ingredientes que  vienen en la etiqueta llevan un orden, según las cantidades de mayor a menor proporción.

Resumiendo, tenemos una nocilla comercial en la que la mayor parte del producto lo componen el azúcar y el aceite de palma.
En nuestra nocilla casera tenemos, que la mayor parte del producto está compuesto por avellanas tostadas sin sal y dátiles.


   NOCILLA INDUSTRIAL  (100g.)
·        Azúcar blanco (53,46g.  Azúcar refinado =  0%nutrientes)
·        Aceites vegetales de PALMA, girasol y girasol alto oleico
·        Cacao puro
·        Leche desnatada en polvo  (2,3g lactosa, azúcar natural)
·        Avellanas (4%)(0,24g.de hidratos de carbono, azúcar natural)
·        Sólidos lácteos
·        Emulgente (lecitina de soja)
·       Aroma



  NOCILLA CASERA    (100g.)
·          Avellanas (35%)   (2,16g.Hdc, azúcar natural)
·           Dátiles (21 g. azúcar natural = fibra, calcio, magnesio, vitaminas B…)
·           Leche de avena con calcio(2,15g. Hdc, azúcar natural)
·           Cacao puro en polvo
·            Aceite de coco virgen extra

          Si os fijáis en la etiqueta del envase de la nocilla comercial, donde pone azúcares, nos aparece que contiene 56g. Aquí hay que tener en cuenta que están incluidos los azúcares presentes naturalmente en la leche desnatada en polvo, que se usa como ingrediente, y los hidratos de carbono que contienen las avellanas. Aunque son cantidades mínimas, ya que suman aproximadamente 2,5g., y el resto, 53,46g.provienen de azúcar blanco o refinado.
Por eso en nuestra nocilla casera hemos tenido en cuenta todos los azúcares que contiene: dátiles, de la leche de avena, y de las avellanas, lo que nos sumaría un total de 25,30g. de azúcar, todos presentes de manera natural en los ingredientes.
Esto lo escribo porque es importante reflexionar sobre la diferencia entre los distintos tipos de azúcar. Un ejemplo está en los yogures naturales; si nos fijamos en la parte de azúcares, nos podemos preguntar porque no aparecen 0g en su contenido. La respuesta es que contienen lactosa, que es el azúcar, naturalmente presente de la leche. Esto hace desconfiar a muchos consumidores, y lo único que deben mirar para asegurarse de que no lleven azúcar añadido es en el apartado de ingredientes.

El precio de 100gr de producto de ambas son de 1€. Con la diferencia de que una se compra, y la otra hay que hacerla en casa, y claro está, hay un gran abismo entre las dos a nivel nutricional.

INGREDIENTES:

Cuscús de coliflor especiada con crujiente de tempeh

Es una receta sencilla, y que requiere pocos ingredientes. Contiene una buena ración de verduras, y una alta proporción de  proteína vegetal,  que nos aporta el tempeh (el tempeh es un fermentado de la soja amarilla), sin apenas hidratos de carbono.
Puede ser ideal para una cena ligera. Además, de que está riquísimo, y es como últimamente me gusta más comer la coliflor.
La hicimos en el ciclo "Hacia una alimentación vegetariana", en el taller de TALLER DE PROTEÍNAS VEGETALES.

Os dejo la receta


INGREDIENTES para dos personas:
Una coliflor pequeña
1 cebolla bien picadita
Mezcla de especias (curry, comino, cayena, clavo, orégano, cilantro, romero…)
Aceite
Sal
Shoyu
1 pieza de tempeh